Características del Tesla Model S

El Tesla Model S es una berlina de lujo completamente eléctrica, del segmento E fabricada por Tesla desde 2012. Aunque se trata de un producto veterano, ha sufrido ligeras actualizaciones con el paso de los años. El Tesla Model S tiene cinco plazas distribuidas en dos filas de asientos, pero opcionalmente se puede equipar con siete plazas gracias a una tercera fila con dos asientos para niños. El Tesla Model S se produce en la planta de fabricación que Tesla tiene en Fremont, California (Estados Unidos).

Entre los coches eléctricos que aspiran a rivalizar con el Tesla Model S nos encontramos con modelos como el Porsche  Taycan o el Audi e-tron GT, mientras que entre las berlinas premium destacarían los Audi A6, BMW Serie 5, Mercedes Clase E.

Diseño exterior del Tesla Model S

El diseño de la carrocería del Tesla Model S se ha mantenido prácticamente invariable desde su lanzamiento al mercado en 2013, cuando su penetración en otros países fuera de Estados Unidos era limitado. Los faros, con tecnología full LED, ofrecen una firma lumínica muy característica que ha ido evolucionando ligeramente con el paso de los años, a lo que hay que añadir es imagen en la que se ha prescindido de las entradas de aire y se ha aprovechado para realizar un frontal lo más cerrado posible con el objetivo de ganar en eficiencia aerodinámica y en autonomía

El Model S no intenta esconder sus intenciones de coupé. Pese a tratarse de una berlina de 5 puertas, este modelo disfruta de detalles propios de modelos de corte deportivo, como las puertas sin marco o los tiradores enrasados, que se asoman de forma automática. La parte trasera, más convencional, aporta robustez al conjunto con unos "hombros" anchos y altos. Aunque en 2021 se introduce un importante lavado de cara, el mayor desde el inicio de su producción, la silueta se mantenía prácticamente inalterable, siendo el cambio quizás más perceptible el de la eliminación de los cromados en los marcos de las ventanillas y en el resto de elementos. A ello se añadía un buen número de llantas de 19 y 21 pulgadas a elegir.

Tesla Model S 2021 Volante Circular 03

Interior del Tesla Model S

En el interior, el Tesla Model S opta por el minimalismo propio de las últimas tendencias, con el mínimo número de botones e interruptores posibles. Esto es posible gracias a la centralización de funciones a través de una gigantesca pantalla táctil que al contrario que su predecesor, abandona el formato vertical tipo tablet, para adoptar una horizontal tipo flotante con 17 pulgadas de tamaño. La instrumentación también recurre a una pantalla completamente digital.

El habitáculo del Tesla es, como viene siendo habitual en este tipo de coches, apto para cinco pasajeros, pero mejor acondicionado para sólo cuatro ocupantes. No obstante, el Model S ofrece, de forma opcional, una tercera fila de asientos de emergencia con dos plazas pensadas para niños, que viajarán en sentido contrario a la marcha. El Tesla Model S dispone de dos maleteros gracias a la ausencia de un motor térmico que ocupe espacio en la parte frontal. Es por ello que bajo el capó encontramos un hueco de 150 litros, a los que habría que sumar los enormes 755 litros disponibles en el maletero de la parte trasera, el más grande de su categoría.

Además de la pantalla, el cambio más importante y polémico en el interior lo ponía el volante, el cual según versiones podía adoptar una forma rectangular, en la que se prescindía tanto del aro superior como del inferior para mostrar un volante muy parecido a los mandos que se pueden encontrar en una avioneta o avión de pequeñas dimensiones. También desaparecían los accionadores de elementos como el limpiaparabrisas y los intermitentes, los cuales pasarían a estar dentro de las funciones incluidas en el volante. Se espera que haya un versión con volante circular también disponible, algo especialmente necesario para aquellos mercados en los que no esté homologado emplear uno rectangular.

Tesla Volante Model S 2021 04

Opciones de potencia y autonomía para el Tesla Model S

El Tesla Model S se comercializa en tres versiones distintas. El acceso de gama viene por parte del Model S con dos motores, conocido como Tesla Model S Gran Autonomía desde 89.990 euros con 663 kilómetros de autonomía según homologación EPA, 0-100 Km/h de 3,2 segundos y una velocidad máxima de 250 Km/h. El Tesla Model S Plaid, disponible desde 119.990 euros, es el primero con tres motores y alcanza los 628 kilómetros de rango entre recargas, entregando 1.020 CV de potencia máxima y realizando el 0-100 Km/h en 2,1 segundos con una velocidad máxima de 320 Km/h.

Para los que busquen un poco más de emoción al volante, con unas prestaciones y una autonomía sobresaliente, el Tesla Model S Plaid+ está a la vente desde 139.990 euros, alcanzando nada menos que 840 kilómetros de autonomía, desarrollando más de 1.100 CV y prometiendo un 0-100 Km/h inferior a los 2,1 segundos y una velocidad máxima de 320 Km/h.

Tesla Model S 2021 Exterior Negro 002

El Tesla Model S cuenta con Autopilot 2.0 "capado" en España

Tesla asegura que cualquiera de sus modelos son vehículos autónomos a nivel de hardware, es decir, están capacitados técnicamente para poder circular sin conductor con todas las garantías. En cualquier caso, de momento, sus capacidades están limitadas, ya que la legislación actual en España no lo permite. Cuando se produzca un cambio de legislación, los Tesla tan sólo necesitarán una actualización de software para transformarse en verdaderos coches autónomos, ahora sí, plenamente funcionales.

El Tesla Model S incluye la versión 2.0 del sistema Autopilot gracias a ocho cámaras envolventes, doce sensores de ultrasonidos -que permiten detectar los objetos que hay alrededor del vehículo- y un radar delantero para ver incluso por delante del vehículo precedente. En este vídeo, Tesla explica cómo trabaja el sistema Autopilot. Básicamente el Model S es capaz de acelerar y frenar en función del tráfico. Es capaz de detenerse si el vehículo que precede la marcha lo hace, o reanudarla de forma automáticamente, siempre manteniendo al vehículo dentro del carril. El sistema también puede actuar sobre la dirección, trazando cualquier tipo de curva en autovía, aunque el conductor debe siempre ir sujetando el volante, atento y dispuesto en todo momento.