TKEILIINAZG7FHEXF2GENKGLGQ1
A partir de 2022, la Argentina se convertirá en el segundo mayor productor de litio en el mundo, solo por detrás de Australia. La noticia se conoció luego de que la empresa de automóviles BMW anunciara la firma de un contrato multimillonario con Livent, una compañía que opera en el país y se dedica a la extracción de recursos naturales.

La automotriz proyecta que en 2030 la mitad de los autos que se vendan serán totalmente eléctricos. El aumento en la demanda de estos modelos se reflejará en un alza exponencial de las extracciones de litio que son requeridas para fabricar las celdas de las baterías.

Planta de Livent
“Esto nos hará tecnológica, geográfica y geopolíticamente más independientes de los proveedores únicos”, dijo Andreas Wendt, director de compras de BMW, que firmó con Livent un contrato de US$334 millones. El acuerdo es parte de la estrategia de la empresa para aumentar su base de proveedores de litio, por lo que incorporaron a la Argentina como un importante jugador en la provisión del recurso.

Las reservas más importantes del metal se encuentra en la zona triangulada de la Argentina, Bolivia y Chile, que concentran la mitad de los yacimientos mundiales.

El metal se obtiene de la salmuera de las capas debajo de los lagos salados mediante el bombeo del suelo. En cuencas poco profundas esta se evapora. Adelantándose a la polémica sobre el impacto de la extracción en el medio ambiente, desde BMW aseguraron que el proceso de Livent (que opera en Catamarca) para conseguir el litio busca proteger el medio ambiente.

Las mayores incertidumbres que genera la explotación en el ecosistema es que se necesitan grandes cantidades de agua para obtener el litio.

Según la automotriz, la empresa extractora cuenta con un sistema patentado sostenible que devuelve la mayor parte de la salmuera al hábitat natural en lugar de evaporarla. De esta manera se preserva en gran medida el equilibrio entre las aguas subterráneas y las capas de agua y salmuera.

El acuerdo le permitirá contar a la automotriz con los recursos suficientes para el desarrollo de las baterías de sus modelos eléctricos entre los que se destacan el BMW iX3, el primer SUV todoterreno 100% eléctrico, y la gama híbrida enchufable del grupo que incluyen el BMW X1 xDrive25e y el MINI Countryman Cooper SE.